miércoles, 1 de julio de 2009

CORRECCIÓN DE LÍNEAS "OFICIALES"


En mi Registro tengo una inscripción muy antigua (año 1920, mas o menos) de un enorme monte público; la descripción de sus linderos es multipersonal, de ahí que a la hora de representar gráficamente la cartografía aportada por la Comunidad Valenciana, la finca haya quedado en estado provisional; en rojo (resulta imposible apreciar si hay correspondencia entre las líneas oficiales del monte y las titularidades colindantes de hace casi cien años).

Resulta que se presenta a inmatricular una finca que parece que invade monte público (VER IMAGEN 1). Procedo a notificar a la administración pública competente el intento de inmatriculación. Y a pesar de que si superpongo la parcela sobre la ortofoto (VER IMAGEN 2), aprecio como existe la apariencia al menos fotográfica de invasión, según el correspondiente trámite administrativo no hay tal y no me queda mas remedio que proceder a la inmatriculación de la finca y a la validación de la base gráfica de la misma. (VER IMAGEN 3).

La ortofoto debe servir como referencia de situación, pero en ningún caso debe vincular la calificación registral cuando hay trámites administrativos que han sido debidamente cumplidos por parte de las administraciones competentes. Lo que ocurre en el presente caso es que para inmatricular la base gráfica de la finca he tenido que modificar la cartografía oficial del monte que en su día aporto la Comunidad Autónoma (con lo cual ya tengo una discrepancia entre lo mío y lo de la Consejería), ya que la misma nunca fue validada y quedó tan solo en estado provisional. Si dicha base gráfica hubiese sido validada, nunca se hubiera podido inmatricular la nueva finca, ya que simplemente se trataría de una cuestión entre dos fincas (y no una cuestión de invasión de monte), una inscrita con base gráfica que cerraría el paso a cualquier posible inmatriculación de la otra en su área.

1 comentario:

TOPOVILLA dijo...

Esto no lo arregla nadie, si la Administración no vela por “sus-nuestros-linderos” y cuando tiene un problema le pide a los administrados que lo subsane contratando técnicos competentes y gastándose su dinero y luego se lo presente a una Administración que no tiene los suficientes funcionarios para revisar dichos trabajos y tarda meses cuando no años en revisarlos. Vamos dados.
O nos vamos a vivir a otro país o esto suena a cachondeo.

Esto tarde o temprano terminara reventando.